r
_

Cordero lechal

El cordero lechal o lechazo es una carne muy tierna y jugosa ya que el animal sólo se ha alimentado de leche materna y es sacrificado en un plazo máximo de 25 a 30 días desde su nacimiento. El lechazo de Castilla-León se caracteriza por unas proporciones armónicas y una vez cocinado presenta un sabor diferenciador, con los aromas agradables y poco intensos propios de los corderos lechales. Todos nuestros lechales están amparados por el sello “Tierra de Sabor”.

CANAL

El lechazo en canal se dedica sobre todo para su preparación al horno. Un plato tradicional pero que siempre sorprende. La calidad de la carne permite una preparación sencilla con un resultado espectacular. Lo ofrecemos en diferentes presentaciones para una mayor comodidad; tanto colgado, como cuidadosamente empaquetado en cajas, o bien partido y envasado al vacío. También podemos enviar los lechazos partidos en medios y envasados al vacío, empaquetados en cajas con todo cuidado, tanto fresco como congelado.

DESPIECE

Cuna: Cuando hablamos de la cuna nos referimos al cuerpo entero del animal exceptuando la cabeza y las patas, lo que lo convierte en una pieza deliciosa para ser degustada asada entera, o aprovechando sus diferentes partes por separado. Disponible en fresco y congelado.

Carré o chuletero: Con palo o de riñonada, a la parrilla o doradas a la plancha, todo el mundo está de acuerdo en una cosa: las chuletillas de lechal son una verdadera delicia. Fáciles de comer en cualquier situación, gustan a grandes y pequeños. Los chuleteros se comercializan con el nombre de carrés, y se obtiene uno por cada lado del animal. Las presentaciones son diversas: puede ser la pieza entera, con los palos bajados o con las chuletillas ya convenientemente separadas. Los carrés pueden enviarse en cajas, y en cajas más pequeñas las chuletillas. Pensando en las necesidades del sector de restauración, disponemos de cómodos envases congelados. Las chuletillas de lechazo se sirven en bandejas envasadas al vacío, mientras que la presentación en congelado incluye bonitas cajas decoradas.

Paletillas: Es una de las partes más jugosas y agradecidas del animal. Quien haya degustado una paletilla de lechal recién asada- crujiente por fuera, muy tierna por dentro- sabe a lo que nos estamos refiriendo. Tanto en fresco como en congelado disponemos de diferentes clasificaciones según el peso.

Pierna: Muy apreciada por su rendimiento, tanto asada como en diferentes guisos e incluso convertida en chuletillas. La ponemos a su disposición tanto en en fresco como en congelado.

Menudencias: La variedad e ingenio de la cocina española se manifiestan en la gran cantidad de recetas que le ha dedicado tanto a los llamados “despojos” (asadurills y cabecillas) como los riñones y las patitas o manitas de lechazo. La parte más preciada del lechazo son las mollejas, que en Hermanos Masa podemos servir frescas envasadas al vacío o congeladas.

LECHAZO CANAL
“MEDIO
“LECHAZO
“CUARTO
“CUARTO
“CUNA
“CUNA
“MITAD
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CHULETILLAS
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CHULETILLAS
“CHULETILLAS
“PIERNA
“PIERNA
“PIERNA
“PIERNA
“PALETILLA
“PALETILLA
“PALETILLA
“PALETILLA
“CUELLO
“CUELLO
“FALDA
“FALDA
“JARRETES
“JARRETES
“RABOS
“MOLLEJAS
“CABEZA
“ASADURAS
“ASADURAS
“MOLLEJAS
“MOLLEJAS
“OREJAS
“OREJAS
“PATITAS
“PATITAS
“RIÑONES
“RIÑONES
Anterior
Siguiente
Los lechazos adheridos a la Marca de Garantía cumplen con unas condiciones de origen y calidad muy superiores al resto. Por ello ofrecemos a nuestros clientes disfrutar de lechazos con el sello reconocido por la Junta de Castilla y León, que garantiza una serie de protocolos, desde su procedencia –razas churra, castellana y ojalada, alimentadas a base de rastrojos de cereal y vegetación natural- hasta el marcado en el matadero, en un proceso controlado en todo momento.

Consultar catálogo

Pedir más info.

El cordero lechal o lechazo es una carne muy tierna y jugosa ya que el animal sólo se ha alimentado de leche materna y es sacrificado en un plazo máximo de 25 a 30 días desde su nacimiento. El lechazo de Castilla-León se caracteriza por unas proporciones armónicas y una vez cocinado presenta un sabor diferenciador, con los aromas agradables y poco intensos propios de los corderos lechales. Todos nuestros lechales están amparados por el sello “Tierra de Sabor”.

CANAL

El lechazo en canal se dedica sobre todo para su preparación al horno. Un plato tradicional pero que siempre sorprende. La calidad de la carne permite una preparación sencilla con un resultado espectacular. Lo ofrecemos en diferentes presentaciones para una mayor comodidad; tanto colgado, como cuidadosamente empaquetado en cajas, o bien partido y envasado al vacío. También podemos enviar los lechazos partidos en medios y envasados al vacío, empaquetados en cajas con todo cuidado, tanto fresco como congelado.

DESPIECE

Cuna: Cuando hablamos de la cuna nos referimos al cuerpo entero del animal exceptuando la cabeza y las patas, lo que lo convierte en una pieza deliciosa para ser degustada asada entera, o aprovechando sus diferentes partes por separado. Disponible en fresco y congelado.

Carré o chuletero: Con palo o de riñonada, a la parrilla o doradas a la plancha, todo el mundo está de acuerdo en una cosa: las chuletillas de lechal son una verdadera delicia. Fáciles de comer en cualquier situación, gustan a grandes y pequeños. Los chuleteros se comercializan con el nombre de carrés, y se obtiene uno por cada lado del animal. Las presentaciones son diversas: puede ser la pieza entera, con los palos bajados o con las chuletillas ya convenientemente separadas. Los carrés pueden enviarse en cajas, y en cajas más pequeñas las chuletillas. Pensando en las necesidades del sector de restauración, disponemos de cómodos envases congelados. Las chuletillas de lechazo se sirven en bandejas envasadas al vacío, mientras que la presentación en congelado incluye bonitas cajas decoradas.

Paletillas: Es una de las partes más jugosas y agradecidas del animal. Quien haya degustado una paletilla de lechal recién asada- crujiente por fuera, muy tierna por dentro- sabe a lo que nos estamos refiriendo. Tanto en fresco como en congelado disponemos de diferentes clasificaciones según el peso.

Pierna: Muy apreciada por su rendimiento, tanto asada como en diferentes guisos e incluso convertida en chuletillas. La ponemos a su disposición tanto en en fresco como en congelado.

Menudencias: La variedad e ingenio de la cocina española se manifiestan en la gran cantidad de recetas que le ha dedicado tanto a los llamados “despojos” (asadurills y cabecillas) como los riñones y las patitas o manitas de lechazo. La parte más preciada del lechazo son las mollejas, que en Hermanos Masa podemos servir frescas envasadas al vacío o congeladas.

 

LECHAZO CANAL
“MEDIO
“LECHAZO
“CUARTO
“CUARTO
“CUNA
“CUNA
“MITAD
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CHULETILLAS
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CARRÉ
“CHULETILLAS
“CHULETILLAS
“PIERNA
“PIERNA
“PIERNA
“PIERNA
“PALETILLA
“PALETILLA
“PALETILLA
“PALETILLA
“CUELLO
“CUELLO
“FALDA
“FALDA
“JARRETES
“JARRETES
“RABOS
“MOLLEJAS
“CABEZA
“ASADURAS
“ASADURAS
“MOLLEJAS
“MOLLEJAS
“OREJAS
“OREJAS
“PATITAS
“PATITAS
“RIÑONES
“RIÑONES
Anterior
Siguiente
 
Los lechazos adheridos a la Marca de Garantía cumplen con unas condiciones de origen y calidad muy superiores al resto. Por ello ofrecemos a nuestros clientes disfrutar de lechazos con el sello reconocido por la Junta de Castilla y León, que garantiza una serie de protocolos, desde su procedencia –razas churra, castellana y ojalada, alimentadas a base de rastrojos de cereal y vegetación natural- hasta el marcado en el matadero, en un proceso controlado en todo momento.